¿Cómo interpretar un esquema?

* Identifica los conceptos que aparecen en el esquema.

* Investiga sus significados.

* Analiza el esquema observando las relaciones que existen entre los diferentes conceptos.

 
Observa el ejemplo:
 
1) CONCEPTOS
 
Bellatores: era la Nobleza, en ella distinguimos: La alta nobleza (marqueses, condes y duques) poseía grandes feudos; y la baja nobleza o caballeros (barones, infanzones, hidalgos…), con feudos pequeños, eran vasallos de los más poderosos.
 
Oratores o clérigos era la Iglesia: algunos formaban una élite poderosa llamada alto clero (abades, obispos), y otros más humildes (curas de pueblo o monjes) estaban subordinados a su autoridad.
 
Los laboratores o trabajadores: era el pueblo llano, por tanto, los más numerosos, y generalmente estaban sometidos a los otros estamentos. Estaban compuestos por campesinos, siervos de los señores feudales, y que eran los más numerosos, y por artesanos, que eran escasos y vivían en las pocas ciudades que había. Si dependían del rey (realengo) y no de un señor feudal, prosperaban más.

2) El esquema muestra las relaciones entre los nobles y la iglesia. Los caballeros defienden a los sacerdotes y a la iglesia. Èsta última ruega por los caballeros que defienden los lugares santos y a la iglesia.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

El Comercio Durante la Colonia

A partir de 1504 España impuso un “monopolio comercial” a sus colonias, por el cual prohibió a los americanos a comerciar con otras naciones y les exigió hacerlo sólo con barcos españoles autorizados.

La Casa de Contratación organizaba en Sevilla una partida de flotas y galeones. Las flotas eran los barcos donde se cargaban las mercaderías para América. Dos veces al año salían acompañados de los galeones que eran barcos de guerra que debían protegerlos de los piratas.
Llegaban a Cuba y desde allí se dirigían a otras regiones de Centro América.
A pesar de este monopolio existió un comercio oculto con otros países y el contrabando restó recursos a España.

La Corona, que veía en América la oportunidad de aumentar su riqueza gracias a los metales preciosos (oro y plata) del nuevo mundo y al “mercado cautivo” que conseguía para sus productos, si se mantenía un estricto monopolio que obligara a los colonos a comerciar solamente con España, situación que fue difícil de conseguir debido al permanente contrabando de productos provenientes de otras naciones europeas, sobre todo durante el siglo XVIII.

La Administración colonial en América

EL DOMINIO ESPAÑOL EN AMÉRICA: Para asegurar el dominio de los territorios americanos y mantener la autoridad sobre sus habitantes, la corona española creó un sistema para administrar sus colonias. Para ello estableció instituciones de gobierno en España y en América, todas bajo el control del rey.

INSTITUCIONES EN ESPAÑA

EL REY: En la cúspide de la pirámide del poder estaba el rey, instalado siempre en España. Gobernaba de manera absoluta aunque se hacía asesorar por funcionarios, su voluntad era la última palabra.

CONSEJO DE INDIAS: Se creó en 1524 como un organismo que asesoraba al rey en los asuntos de las Indias (América), es decir, lo informaba y le ayudaba a gobernar estos territorios. Le proponía leyes para el nuevo territorio y nombres de personas que ocuparían cargos de responsabilidad en América. Era también el máximo tribunal de justicia y se preocupaba del trato que se les debía dar a los indígenas.

CASA DE CONTRATACIÓN: Creada en 1504, era el organismo que se preocupaba de mantener el monopolio comercial. Autorizaba y controlaba el flujo de personas y mercancías entre España y América.

INSTITUCIONES EN AMÉRICA

REAL AUDIENCIA: Era el máximo tribunal de justicia en cada Virreinato y Gobernación. Lo presidía el Virrey o Gobernador y estaba formado por cuatro oidores y un fiscal.

VIRREINATOS: Eran extensos territorios al mando de virreyes, representantes del rey en América y duraban 6 años en el cargo. Generalmente eran miembros de la nobleza y debían mantener la autoridad, defender los territorios y preocuparse de la expansión de la fe católica.

GOBERNACIONES O CAPITANÍAS GENERALES: Eran unidades territoriales más pequeñas que los virreinatos y dependían militar y políticamente de ellos. Recibían este nombre las regiones donde los indígenas se mantenían en estado de guerra. Los gobernadores que estaban a su cargo recibían el título de Capitán General porque eran la máxima autoridad militar, también se les llamaba Presidente porque presidían la Real Audiencia.

CORREGIMIENTOS: Eran los territorios en que se dividían las gobernaciones. Cada corregimiento estaba a cargo de un funcionario llamado Corregidor quien era nombrado por el Gobernador. Tenía que cobrar los impuestos, se preocupaba de las obras públicas y de la protección de los indígenas.

ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA EN CHILE:
Durante más de 250 años Chile fue una colonia del imperio español. Las autoridades eran nombradas por el rey de España de modo que la administración, las leyes y la economía dependían, en último término, de las decisiones del monarca.

GOBERNADOR: Chile era una Gobernación. El Gobernador tenía el mando político y militar del territorio. Dependía del Virreinato del Perú y, al final de su mandato (3 a 5 años) era sometido a un juicio de residencia, en el cual se revisaba su comportamiento durante el desempeño del cargo.

TRIBUNAL DE LA REAL AUDIENCIA: Era el máximo tribunal de justicia en Chile. Tenía amplias atribuciones: tomaba el mando en caso de fallecer el Gobernador, informaba sobre la conducta pública y privada de los funcionarios, asesoraba al Gobernador y se preocupaba de la situación de los indígenas.

CORREGIDORES: Eran los representantes del Gobernador en cada ciudad y sus alrededores. Sus principales funciones eran de vigilancia, policía, administrativas y judiciales. Presidía el Cabildo de la ciudad pero no tenía derecho a voto.

CABILDOS: Existía un Cabildo en cada ciudad. Era la única institución elegida por los vecinos. Era la institución que recogía las inquietudes y se encargaba de las tareas cotidianas en la ciudad. Estaba compuesto por dos alcaldes, los regidores, el alférez real, el alguacil, el fiel ejecutor y el procurador general.

 

 

La Empresa de Conquista

LA EXPANSIÓN DE LA CONQUISTA:
Al agotarse el oro en las islas del Caribe, los conquistadores comenzaron a explorar el continente en diferentes direcciones. A medida que se avanzaba se iban formando núcleos urbanos (ciudades) donde se concentraban los conquistadores para organizar nuevas expediciones.

Los llamados “polos de expansión”, como Cuba, Panamá, México y Perú son los que sirvieron para el financiamiento y organización de esta conquista.

CONQUISTA DE MÉXICO (1521) : Hernán Cortés organizó su expedición en Cuba a las costas mexicanas. Al llegar supo de la civilización Azteca y se propuso dominar la ciudad de Tenochtitlán. El emperador azteca Moctezuma pensó que se podía tratar del dios Quetzalcoatl y recibió a Cortés como un huésped en su palacio. Los españoles tomaron prisionero a Moctezuma e iniciaron la ocupación de la ciudad.
Cortés extendió sus dominios a Guatemala, Yucatán y Honduras. El rey Carlos V lo nombró gobernador y capitán general de la “Nueva España”, nombre que recibió la región conquistada.

CONQUISTA DEL PERÚ (1533): Francisco Pizarro hizo una sociedad en Panamá con Diego de Almagro y Hernando de Luque. Pizarro organizó la conquista del territorio inca y avanzó hacia la ciudad de Cajamarca donde fue recibido por el Inca Atahualpa quien fue tomado prisionero. Los españoles lograron dominar el Cuzco, la capital del imperio inca.

EXPEDICIÓN A CHILE (1536): Diego de Almagro disgustado con su socio Pizarro, decidió solicitar al rey permiso para conquistar el territorio ubicado al sur del Cuzco. Almagro inició la expedición a hacia las tierras que los incas llamaban Chili o Tchili, que en lengua quechua significa frío o nieve, y que los españoles llamaban “reino de Chile”. El rey le concedió la gobernación de ese territorio con el nombre de “Nueva Toledo”.
Almagro partió del Cuzco en 1535 y tras varios meses de penosa marcha por la cordillera llegó al valle de Copiapó. Después de un conflicto con Pizarro muere Almagro y prosigue la conquista don Pedro de Valdivia.
Valdivia partió su expedición en 1540 desde el Cuzco pero esta vez siguió una ruta por el desierto de Atacama. Llegó a Copiapó y lo bautizó como “Nueva Extremadura”, prosiguió al sur hasta llegar al valle del río Mapocho donde decidió establecer una ciudad.


FUNDACIÓN DE SANTIAGO (1541): Para los españoles, fundar una ciudad significaba tomar posesión de un territorio en nombre del rey y marcaba su voluntad de permanecer en ese lugar. La ciudad era el centro desde donde se expandía la conquista, el lugar donde se establecían las instituciones españolas en América y el núcleo de evangelización ya que toda ciudad tenía templos y conventos.
El 12 de febrero de 1541, a los pies del cerro Huelén (bautizado más tarde como Santa Lucía) y al costado del río Mapocho, Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo. El trazado siguió la forma de un tablero de ajedrez, plano que recibe el nombre de damero.

EXPANSIÓN DE LA CONQUISTA EN CHILE:
A la muerte de Valdivia en 1557 fue nombrado gobernador don García Hurtado de Mendoza, quien comenzó a internarse en la zona de la Araucanía y trajo al poeta Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor del poema “La Araucana” y al licenciado Hernando de Santillán, quien dictó una tasa (precio fijo) para regular el trabajo indígena.
El período entre 1561 y 1598 estuvo marcado por la Guerra de Arauco debido a la fuerte resistencia que los mapuches hicieron ante la dominación de los españoles. Una gran sublevación indígena a cargo del mapuche Pelantaru puso fin a la presencia española al sur del río Bío Bío y dio paso a la etapa de la Colonia.

Te recomendamos esta web si quieres más sobre el proceso de conquista

Independencia De Chile

Geografía General

Webs educativas que te pueden ser de utilidad, aquí

La Empresa de Conquista

LA EXPANSIÓN DE LA CONQUISTA:
Al agotarse el oro en las islas del Caribe, los conquistadores comenzaron a explorar el continente en diferentes direcciones. A medida que se avanzaba se iban formando núcleos urbanos (ciudades) donde se concentraban los conquistadores para organizar nuevas expediciones.

Los llamados “polos de expansión”, como Cuba, Panamá, México y Perú son los que sirvieron para el financiamiento y organización de esta conquista.

CONQUISTA DE MÉXICO (1521) : Hernán Cortés organizó su expedición en Cuba a las costas mexicanas. Al llegar supo de la civilización Azteca y se propuso dominar la ciudad de Tenochtitlán. El emperador azteca Moctezuma pensó que se podía tratar del dios Quetzalcoatl y recibió a Cortés como un huésped en su palacio. Los españoles tomaron prisionero a Moctezuma e iniciaron la ocupación de la ciudad.
Cortés extendió sus dominios a Guatemala, Yucatán y Honduras. El rey Carlos V lo nombró gobernador y capitán general de la “Nueva España”, nombre que recibió la región conquistada.

CONQUISTA DEL PERÚ (1533): Francisco Pizarro hizo una sociedad en Panamá con Diego de Almagro y Hernando de Luque. Pizarro organizó la conquista del territorio inca y avanzó hacia la ciudad de Cajamarca donde fue recibido por el Inca Atahualpa quien fue tomado prisionero. Los españoles lograron dominar el Cuzco, la capital del imperio inca.

EXPEDICIÓN A CHILE (1536): Diego de Almagro disgustado con su socio Pizarro, decidió solicitar al rey permiso para conquistar el territorio ubicado al sur del Cuzco. Almagro inició la expedición a hacia las tierras que los incas llamaban Chili o Tchili, que en lengua quechua significa frío o nieve, y que los españoles llamaban “reino de Chile”. El rey le concedió la gobernación de ese territorio con el nombre de “Nueva Toledo”.
Almagro partió del Cuzco en 1535 y tras varios meses de penosa marcha por la cordillera llegó al valle de Copiapó. Después de un conflicto con Pizarro muere Almagro y prosigue la conquista don Pedro de Valdivia.
Valdivia partió su expedición en 1540 desde el Cuzco pero esta vez siguió una ruta por el desierto de Atacama. Llegó a Copiapó y lo bautizó como “Nueva Extremadura”, prosiguió al sur hasta llegar al valle del río Mapocho donde decidió establecer una ciudad.


FUNDACIÓN DE SANTIAGO (1541): Para los españoles, fundar una ciudad significaba tomar posesión de un territorio en nombre del rey y marcaba su voluntad de permanecer en ese lugar. La ciudad era el centro desde donde se expandía la conquista, el lugar donde se establecían las instituciones españolas en América y el núcleo de evangelización ya que toda ciudad tenía templos y conventos.
El 12 de febrero de 1541, a los pies del cerro Huelén (bautizado más tarde como Santa Lucía) y al costado del río Mapocho, Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo. El trazado siguió la forma de un tablero de ajedrez, plano que recibe el nombre de damero.

EXPANSIÓN DE LA CONQUISTA EN CHILE:
A la muerte de Valdivia en 1557 fue nombrado gobernador don García Hurtado de Mendoza, quien comenzó a internarse en la zona de la Araucanía y trajo al poeta Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor del poema “La Araucana” y al licenciado Hernando de Santillán, quien dictó una tasa (precio fijo) para regular el trabajo indígena.
El período entre 1561 y 1598 estuvo marcado por la Guerra de Arauco debido a la fuerte resistencia que los mapuches hicieron ante la dominación de los españoles. Una gran sublevación indígena a cargo del mapuche Pelantaru puso fin a la presencia española al sur del río Bío Bío y dio paso a la etapa de la Colonia.